Como para aumentar la privacidad online | Guía 2018

 

La seguridad en internet es un tema que se ha popularizado durante el auge de las nuevas tecnologías. Nos podemos conectar desde cualquier dispositivo en cualquier parte, pero esto puede hacer también que nuestra seguridad en la red se vea comprometida.

Muchas páginas web, como ElSoftwareLibre, emplean cifrados https para una navegación más segura. Otras empresas, como Steam, ofrecen identificación en dos pasos para que, al iniciar sesión, tengamos que introducir un número que recibiremos en nuestro correo electrónico, así, mejorando aun más la seguridad.

Los gobiernos también han puesto de su parte por aumentar la privacidad en la red, aunque a veces sea excesivamente restrictivo o limite nuestro acceso. Es por este tema que hemos decidido realizar una guía sobre cómo aumentar nuestra privacidad online.

Usa un correo electrónico seguro

El 90% de los usuarios emplea un correo electrónico en Google, Yahoo o Microsoft. Sin embargo, estas empresas no están enfocadas a ofrecer privacidad al usuario, y almacenan datos personales y nuestra dirección IP. Se puede emplear servicios de correo que se auto-destruyen al cabo de las horas, haciendo que nuestros datos ya no se encuentren en la red.

 

 

También existen servicios de correo que cifran nuestros mensajes y se enfocan en nuestra privacidad, como puede ser TutaNota o ProtonMail y además disponen de aplicaciones para dispositivos móviles.

No uses datos reales si no necesario

Cuando creamos una cuenta de correo, en una red social, o en cualquier página web, nos pedirán un alias o un nombre. Aquí, se suele cometer el error de introducir nuestro nombre real, lo que puede hacer que cualquier persona nos encuentre fácilmente, incluso pueda ver nuestro perfil en todas las páginas web que hayamos registrado nuestro nombre real.

A excepción de ser estrictamente necesario, como puede ser el caso de páginas web del gobierno, o citas médicas, debemos de usar un alias o un seudónimo, con el cual podamos identificarnos, pero que ninguna persona pueda identificarnos realmente. También es interesante variar este alias en diferentes páginas web, ya que de esta manera, en caso de ser descubiertos, no se obtendría información de todas nuestras redes sociales.

Como dato adicional, no recomendamos tampoco ofrecer información sobre direcciones de trabajo, de cada, códigos postales, ni otra información pública que pueda ser sensible.

Revisa las opciones de privacidad de las redes sociales

Muchas de las redes sociales incluyen opciones de privacidad, para poder establecer:

  • Quién tiene acceso a nuestra información
  • Quién puede ver nuestras fotos
  • Quién nos puede etiquetar

Entre muchas otras cosas. Establecer el mínimo imprescindible ayudará a que nuestros datos no lleguen a todo el mundo y sólo a aquellas personas que conozcamos. Además, es útil buscar nuestros datos en internet para revisar que nuestra información no esté siendo pública o disponible en otras páginas web.

En dispositivos móviles, revisa los permisos de las app

Cuando instalamos una aplicación en nuestro dispositivo, por ejemplo desde Android se muestra al usuario todos los permisos que requiere la aplicación para instalarse, y en caso de no aceptarlo, no se procederá a la instalación. Hay que tener en cuenta qué app estamos instalando y cuales son las funciones que debería de necesitar. Por ejemplo, una aplicación que sirve como calculadora, no debería tener permiso para acceder al micrófono, a menos que tenga una opción de habla por voz.

Tampoco debemos de instalar, por norma general, ninguna aplicación que venga de fuentes fiables es decir, de la tienda oficial de Android, o iOS. Por ejemplo, si buscamos el juego ‘Clash Royale’ desde internet y una página nos ofrece la aplicación como APK y la instalamos, es posible que lo que se haya instalado es un virus que recoge nuestros datos.

Elige bien tu motor de búsqueda

La mayoría de los usuarios, emplea servicios de búsqueda que rastrean nuestros resultados y almacenan nuestros datos, como puede ser el caso de Google, Maps, o Bing. Sin embargo, existen motores de búsqueda alternativos que respetan nuestra privacidad, como es DuckDuckGo.

 

 

Estos motores ofrecen más personalización y resultados de búsqueda que no son alterados, respetando nuestra privacidad así como no almacenando cada una de las búsquedas y compartiéndolas con terceras empresas.

No te olvides del navegador web

Los navegadores web son los que nos permiten acceder a los sitios web de una forma sencilla y visual. Existen multitud de navegadores, como Google Chrome, Mozilla Firefox, Opera etc. que se enfocan en ofrecer resultados cada vez más rápidos, pero no más seguros. Se pueden instalar complementos en los navegadores, como por ejemplo Firefox, para hacer la navegación más privada y segura. Estos son algunos de los complementos indispensables:

HTTPS Everywhere es un complemento que fuerza a las páginas web a mostrar su versión con certificado HTTPS. En caso de tenerlo, el propio complemento encripta la información que se transmite entre el servidor y el navegador para así, cualquier atacante que acceda a estos datos, no pueda codificarlos.

Muchas compañías, como Google, Facebook o Amazon recopilan nuestros datos para, posteriormente, realizar sugerencias o mostrar anuncios en función de qué intereses tengamos. Ghostery es nuestro aliado, ya que nos protegerá de los trackers que recopilan nuestros datos.

 

 

Otro gran aliado para mejorar nuestro anonimato es NoScript, el cual bloquea todos los script de las páginas web que visitamos, preguntándonos cuando un script quiera ejecutarse. Lo cierto es que los script son parte fundamental de muchas páginas web y bloquearlos no siempre es una gran idea, sobretodo en páginas web como puede ser de bancos, pero en páginas web sobretodo de descargas ayuda mucho.

Y para terminar esta sección de complementos indispensables para mejorar la privacidad, y en relación a lo comentado anteriormente sobre cuentas de correo temporales, existe Bloody Vikings, el cual brinda la posibilidad de crear cuentas de correo temporales a la hora de registrarnos en cualquier página web.

Usa una red VPN o TOR

Una red VPN es un software que encripta los datos a través de un túnel seguro, para así asegurar una conexión segura entre nuestro dispositivo y el servidor. Así pues, si un hacker tendrá más difícil rastrear nuestra dirección IP y nuestra velocidad de conexión será bastante alta.

TOR es un servicio que nos ayuda a ser anónimos en la red. Se puede descargar y usar de forma muy fácil. Cuenta con el navegador firefox junto a un conjunto de complementos que ayudan a aumentar esta privacidad. Se conecta a servidores de todo el mundo, lo que lo convierte en un servicio muy eficaz pero la velocidad de conexión, a diferencia de la red VPN, es bastante más lento.

Emplea servicios de mensajería instantánea seguros

Se han popularizado con el paso del tiempo, y es una forma de estar en contacto de forma instantánea con otra persona. Existen multitud de aplicaciones que nos permiten enviar y recibir mensajes y archivos, sin embargo, no todas ofrecen las mismas opciones de privacidad. Por ejemplo, Telegram ofrece la posibilidad de iniciar un chat secreto, el cual tiene la ventaja de un cifrado de mensajes, y que los dos usuarios sólo dispondrán de este chat en su dispositivo de origen. Si iniciamos sesión en otro dispositivo con nuestra cuenta, no aparecerá dicho chat.

También cuenta con la interesante opción de autodestrucción de mensajes, que se puede establecer con el tiempo que queramos, y todos los mensajes se borrarán pasado ese tiempo.

 

Conclusión

El auge de las redes sociales y de las comunicaciones ha hecho que nuestra privacidad quede comprometida. Sin embargo, con esta guía podremos estar más seguros cuando naveguemos por internet. Sin embargo, siempre hay que mantener el sentido común y evitar publicar datos que no debamos.

Si tienes cualquier opinión, no dudes en usar los comentarios, eso sí, sin emplear datos sensibles 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *